jueves, 17 de julio de 2008

3

En la selva
enloquecen mariposas y tucanes,
incluso sonidos se dilatan.

Una es y no es parte,
se teme todo lo extremadamente húmedo:
el hijo por venir,
no hacer pie en el agua,
la savia de los árboles.

Las tormentas en el campo
son otra cosa,
el rayo no asusta;
excita lo que llega sin previo aviso.

2 comentarios:

Nadia dijo...

todo esto tiene que estar en papel!! en forma de libro!
mentira que el libro es la tumba!
(mambo TyAI)
un beso vero-amiga-facultativa

na

MAx dijo...

Upa, ¿pegaste algo de dark side o me parece?

¡Abajo el campo! ¡Arriba la jungla peronista urbana! jeje chistecito político.

Te quiero hermosa,

Maxi