miércoles, 6 de agosto de 2008

4

Era común
que la abuela
besara mis pies

Yo me hundía
en la alfombra pelos tupida,
el baile,
tocadiscos extraño
el de mi abuela;
viejo, antiguo,
funcionando
como ella
que no dormía la siesta
para hacernos bailar.

4 comentarios:

FSM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Verónica Yattah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Verónica Yattah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.